La acción en terreno, llevada a cabo gracias a denuncias anónimas emanadas de los propios vecinos de la localidad costera de Flamenco, fue encabezada por la Gobernación Provincial de Chañaral, con apoyo de Carabineros de Chile, y se efectuó gracias al requerimiento de la Seremía de Bienes Nacionales de Atacama, participando en ella, una docena de funcionarios públicos y trabajadores contratistas expertos en desarme.

De acuerdo con lo informado por profesionales de fiscalización de Bienes Nacionales, en el lugar se encontraron además nuevas construcciones del tipo cabañas, cuyos ocupantes fueron notificados por parte de la Gobernación Provincial de Chañaral, los que deberán dejar los inmuebles a más tardar el día 19 del presente mes.

En cuanto a las proyecciones, en la extensión total de terreno intervenido, pudieron construirse hasta 40 nuevas cabañas o inmuebles de material precario, lo cual fue evitado gracias a esta rápida acción preventiva y disuasiva.

Claramente, la política para inhibir estas (nuevas) ocupaciones debe contar con tres pilares fundamentales”, indicó el Seremi de Bienes Atacama, Pablo Cantellano, quien argumentó que, el primero de ellos es “una coordinación eficiente con las autoridades, llámese Gobernación, Carabineros. En segundo lugar, la cooperación de la sociedad civil con la Seremía de Bienes Nacionales y otras entidades, en torno a denunciar estos actos, y ayudar con ello a la autoridad correspondiente. Pero también es importante, en tercer lugar, una acción clara y decidida de la Seremía de Bienes Nacionales, que en el uso de sus facultades, y en torno a resguardar los intereses del Fisco y de nuestro territorio, promueve acciones decididas en contra de estas proliferaciones, que tanto daño infunden a las cualidades económicas y culturales de nuestra Región de Atacama”, enfatizó.

Cantellano agregó que, por ello, “estamos satisfechos por la acción organizada, pero claramente este es solo el primer paso hacia un proceso que requiere continuidad, que requiere permanencia, persistencia y eficacia durante este presente año, y evidentemente nosotros estaremos disponibles para ello”.

La operación, que fue catalogada como “exitosa” por parte de Bienes Nacionales de Atacama, constituye uno de los elementos centrales de la política de este Ministerio, la cual será proyectada y puesta en marcha durante todo el año 2021, y destinada esencialmente a inhibir la proliferación de nuevas ocupaciones ilegales en la Región de Atacama.

Por canal96

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *