Una escalada sin precedentes fue la que registró el petróleo el año pasado, impulsado por la recuperación mundial tras la debacle causada por la pandemia, las interrupciones en las cadenas logísticas globales y los recortes de suministro impuesto por la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), en línea con plan para recobrar paulatinamente los niveles de rendimiento previos al golpe del covid-19. NOTICIAS RELACIONADAS Precio del petróleo escala a máximo de cuatro semanas ante menor inquietud sobre Ómicron 7 Precios de las bencinas superan los $1.000 en promedio: ¿Hasta cuándo podrían seguir subiendo y de qué dependería? 285 Una situación que -combinado con el alto precio del dólar en Chile- ha llevado a las nubes el precio de las bencinas a nivel local. De hecho, la de 2021 fue una subida inédita en el valor de las gasolinas, empujando a la de 93 a romper por primera vez la barrera a los $1.000 promedio el litro en todas las regiones del país, hito que alcanzó el pasado 30 de diciembre. En vista a lo que sucede en el contexto internacional, no se avizora que las alzas se calmen en el corto plazo, considerando que casi todo el combustible que consume Chile es importado. Durante todo 2021, los valores internacionales del crudo Brent subieron un 50%, y no se descarta que el rally pueda continuar. De hecho, el petróleo sobrepasó los US$78 el barril este lunes, respaldado por una oferta que continúa siendo escasa, la fortaleza del dólar en Estados Unidos, y las esperanzas del mercado por una mayor recuperación de la demanda este año, pese a que la OPEP se abrió a la posibilidad de acordar otro aumento del bombeo del combustible en su reunión de hoy martes. ¿Qué ha pasado en Chile? ¿Qué se proyecta? Según datos de Enap, desde principios de 2021 y hasta el 30 de diciembre, la gasolina de 93 octanos escaló $261,9, alcanzando -de acuerdo con la Comisión Nacional de Energía- un promedio de $1.025 en todo Chile, siendo la Región de Aysén la que registró los valores más altos ($1.062) en todo el territorio. En tanto, la de 97 octanos subió $261,2 y su precio promedio se ubicó en los $1.074 el litro, y en este caso el peak lo registró la Región de Magallanes ($1.123). En cuanto al diésel, el incremento anual fue de $284,6, promediando a fin de año $814 el litro, mientras que en esta sección vuelve a repetirse Aysén como la región con los valores más altos. Además, desde los primeros días de enero de 2021 hasta fines de año, la bencina de 93 octanos anotó 47 semanas de alzas y solo 4 de bajas; al igual que la de 97; en tanto que el Diésel sumó 48 subidas y a penas 3 de caídas. En ese sentido, Cristián Echeverría, director del Centro de Estudios en Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo comentó a Emol que «los precios de las bencinas en 2022 probablemente seguirán subiendo en forma gradual, por lo menos el primer trimestre de este año, en la medida que todavía queda por incorporarse precios altos». NOTICIAS RELACIONADAS «Sería temporal»: Análisis a los efectos del anuncio de EE.UU. de liberar 50 millones de barriles de petróleo para frenar los precios 15 Qué es la Reserva Estratégica de Petróleo de EE.UU. y por qué Joe Biden recurrió a ella esta semana 39 «Y el alza importante que experimentó el precio internacional de los combustibles se tiene que transferir a precio finalmente usuario en las gasolineras, así como también una incorporación gradual del alza del tipo de cambio que afecta la conversión a peso de esos precios internacionales», dijo. No obstante, advirtió que esta tendencia debería mantenerse, más o menos, hasta «el término del primer trimestre o los primeros cuatro meses de 2022, con lo cual desde ahí, cualquiera sea el nivel que alcancen, de no haber cambios en los precios internacionales del petróleo, así como en el tipo de cambio, entonces se estabilizaría en torno a esos niveles que alcancen ahí los precios de los combustibles». Esto porque el precio del dólar influye directamente en los precios de las gasolinas. De hecho, solo en su primera sesión de 2022, el billete verde cerró por sobre los $850, además de notar una subida anual de $137,2 al término de 2021, lo que se traduce en un alza de 19,3%. Al respecto, Echeverría detalló «en la medida que permanezca en esos niveles, con altos y bajos, el tipo de cambio no afectaría adicionalmente el precio de las bencinas más que para mantener su precio alto simplemente, pero no alzas adicionales». Incetidumbre e impuestos Por su parte, Andrés García, economista de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de Los Andes, adelantó que este será un año de «mucha incertidumbre» en torno a los precios de las bencinas, «tanto por factores internos como también por factores internacionales», resaltó. «A nivel nacional, el crecimiento económico proyectado y la recuperación progresiva del empleo fomentarán todavía más el consumo interno, aumentando la demanda de combustibles y por tanto sus precios; pero a su vez, también aumentará la volatilidad en torno a ellos fruto de la incertidumbre política respecto al proceso constituyente y a la dirección del nuevo Gobierno», agregó. Ello considerando que el tema de las gasolinas probablemente será un foco de debate durante los próximos años, puesto que la reforma tributaria que impulsa el Presidente electo, Gabriel Boric, empuja lo que denomina en su programa como «Impuestos Verdes», siendo uno de ellos el incremento gradual del impuesto específico a los combustibles a 7 UTM/m3 en promedio a nivel nacional, considerando para estos efectos el tributo óptimo que internalice las externalidades ambientales. Además, apunta a eliminar las exenciones tributarias para industrias y transporte. «A nivel nacional, el crecimiento económico proyectado y la recuperación progresiva del empleo fomentarán todavía más el consumo interno, aumentando la demanda de combustibles y por tanto sus precios; pero a su vez, también aumentará la volatilidad en torno a ellos fruto de la incertidumbre política respecto al proceso constituyente y a la dirección del nuevo Gobierno» Andrés García, economista de la Universidad de Los AndesEn relación a aquello, el economista de la Universidad de Los Andes comentó que «cualquier impuesto que se fija sobre un bien eleva su precio, puesto que una parte del impuesto es siempre asumida por el consumidor independientemente de cómo se grave. Por tanto, es de esperar que un aumento en el impuesto a los combustibles eleve a su vez el precio de estos, sobre todo en el diésel donde el aumento sería más fuerte». Ahora bien, expresó «en el caso particular de las bencinas el impacto dependerá de cómo se implemente lo propuesto por el Presidente electo Gabriel Boric, quien justificó razones medioambientales y redistributivas para esta potencial subida de impuestos». «Por lo que se sabe hasta ahora, el aumento del impuesto estaría acompañado de subsidios cruzados, donde una eventual eliminación de exenciones para industrias y ciertos tipos de transporte particular estaría destinada a disminuir la carga impositiva de una manera focalizada a ciertas áreas geográficas y dirigida a cierto grupo de consumidores como los usuarios del transporte público, por ejemplo», sostuvo. En cuanto al plano internacional, García explicó que «la presión que viene de la alta demanda global de combustibles encontraría un alivio gracias a una mayor oferta por parte de la OPEP y Estados Unidos, lo que moderaría en parte el aumento de los precios que vimos en los últimos meses». En resumen, acotó que «se estima que los precios de las bencinas seguirían subiendo este año, aunque de una forma mucho más moderada en comparación con el 2021. Mucho dependerá de cómo se vayan resolviendo todas las incertidumbres que nos rodean». En efecto, resaltó que el impacto del dólar sobre los precios de las bencinas «seguirá siendo elevado puesto que importamos estos combustibles y por tanto los precios dependen directamente del precio de la divisa estadounidense. En la medida en que el dólar siga fluctuando en respuesta a las incertidumbres en el país, a las acciones de la autoridad monetaria y a lo que pase con la inflación a nivel global; podemos esperar que los precios de las bencinas también se vayan moviendo, aunque en menor medida gracias al Mepco». Finalmente, Rodrigo Montero, decano de la Facultad de Administración y Negocios de la Universidad Autónoma, concluyó que «el actual escenario que se está configurando respecto de la cepa Ómicron pone aún más luces de advertencia puesto que la cadena de suministro puede seguir complicándose, lo que por supuesto generaría presiones al alza en el valor del barril». También indicó que, sin duda, otro elemento que «estará presionando el valor del petróleo tiene que ver con qué tan crudo resultará ser el invierno boreal; el cambio climático ha provocado inviernos más crudos, y por lo tanto, puede existir una mayor demanda por el combustible, lo que también estaría presionando al alza su precio». Precios del combustible a finales de 2021 ($) Región 93 97 Diésel Arica y Parinacota 1.019 1.069 804 Tarapacá 1.019 1.058 802 Antofagasta 1.024 1.068 807 Atacama 1.023 1.075 807 Coquimbo 1.015 1.072 801 Valparaíso 1.009 1.068 796 Metropolitana 1.001 1.048 795 O’Higgins 1.030 1.076 820 Maule 1.017 1.066 803 Ñuble 1.005 1.055 796 Biobío 1.017 1.066 805 La Araucanía 1.032 1.080 818 Los Ríos 1.034 1.075 806 Los Lagos 1.033 1.078 813 Aysén 1.062 1.111 883 Magallanes 1.061 1.123 873 Promedio nacional 1.025 1.074 814 Fuente: Enap/CNE

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Economia/2022/01/04/1042848/bencinas-2021.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *